DESPUÉS DEL CONCIERTO

18:22


Como dijo mi compañero de andanzas por este mundo musical Marcos, cuando te subes al escenario y ves a tanta gente mirándote, atenta a lo que vas a decir, sonriéndote, escuchándote con todos sus sentidos, y luego aplaudiendo, sientes un deseo enorme de decir GRACIAS y esa palabra se queda corta. No puede expresarse, nunca podré decir lo que siento en esos momentos. Solo puedo limitarme a sentirlo, disfrutarlo y sonreir desde el corazón. Me siento como en casa cada vez más y eso se lo debo a todos los que vienen. A los que no pueden y se interesan, a todos los que me apoyan. Ayer lo pasé en grande durante el concierto y después de él. Reí tanto que me dolían los pómulos, los ojos, la boca... hablé de cosas serias, conocí a algunas personas un poquito más por dentro... son momentos que llenan la vida. Esos que siempre saldrán en conversaciones futuras una y otra vez y nunca te cansas de recordarlos porque siempre ries y ries como el mismo día en cuestión. De esos que nunca caen al olvido.





GRACIAS POR LEERME





Gema Cuéllar





www.myspace.com/gemacuellar

Te puede interesar

2 comentarios

Facebook

TWITTER

INSTAGRAM