LO SÉ

1:24

7 de Junio de 1995.
Él, que sentía la necesidad repentina de escribir, cogió un papel, un bolígrafo y escribió. Yo , que tenía 9 años, no fuí consciente de esas letras que quedaron grabadas en aquella, pues vivíamos en casas diferentes, no tenía acceso a su cajón, y fue una nota que jamás llegó a enviarme. Hasta que se marchó.Cuando se fue, llegaron a mi sus papeles y objetos más preciados, y yo hice de ellos mi Tesoro.El destino, la casualidad, el universo, él... que nadie me pregunte, pues no sabría contestar. Solo puedo sospechar que aquel día decidió escribir lo que sentía por mi, por si acaso alguna vez yo lo dudaba... por si acaso algún día lo olvidaba. Pero lo que él no sabía, supongo, es que esas palabras ahora las llevo grabadas. " Gema, te quiero , tu lo sabes". Como si mientras lo escribiera estuviese pensando en mi 14 años después. Como si hubiera adivinado, que 14 años después yo iba a necesitar tanto esas palabras. Y como una casualidad del destino, o como una premonición en toda regla, el 22 de noviembre de 2009 yo, que vagaba sola por mi habitación, sentí la necesidad de abrir mi tesoro por segunda vez. Son las cosas que él tenía, las cartas que le envié... son sus recetas, sus dibujos... mi mayor tesoro. Tesoro que solo abrí una vez en la vida justo después de que me dejara y dentro del cual descubrí una poesía para mi. Sinceramente, cuando me dejó, no tenía fuerzas para nada... y por casualidades del destino, o por el destino a secas... me topé con el poema... su última frase " Gemita de mi corazón, que Dios te bendiga". Ahora, con 24 años, y después de unos días de angustia, de impotencia...ahora que lo necesitaba de verdad...una nota fechada en 1995.
Se fue, según dicen, para siempre... pero cuando más necesité de él, me habló. Porque el 22 de noviembre de 2009 me recordó que me quería.
Yo también te quiero infinito Papá.

Te puede interesar

4 comentarios

Facebook

TWITTER

INSTAGRAM