ME DECLARO EL DIABLO PERSONIFICADO

11:10

Cuando tengo una corazonada casi nunca suelo hacerle caso. Y al final, la vida, me da una bofetada. Qué curiosa manera de espabilar. Pero bueno, no me quejo. Ahora sé cómo diferenciar la plata de la bisutería barata. Ésta última sólo te sirve para pasar un rato aparentando que todo va bien. Pero, ojo,  como te pases del tiempo, acaba generando una asquerosa reacción alérgica en la piel que, si no pillas a tiempo, te amputa un trozo del alma. Y va en serio. No es que suene bonito, bohemio, gótico y destroyer decirlo. Puedo prometer y prometo que es cierto. Puedes elegir entre aprender a vivir con este tipo de "personas del todo a 100" o aventurarte y arriesgarte a vivir una vida en la que los amigos se cuentan con 3 dedos de una mano. Y si una persona es fría por tener la facilidad de decir que no a lo que no quiere, pues señores, me declaro fría y calculadora. Me declaro el diablo personificado. Y odio recordar los momentos en los que me hice muda por no dañar. Y en los que me hice tierna por no doler. Pienso, ahora, que he sido idiota por no ver lo que miraba. Sin embargo, siempre tendré más clase que todo aquel que se aventuró a juzgar. Porque no hay mayor felicidad en esta vida que vivirla a la puta bola de uno mismo. Sin cruzar la línea que muchos esperan para abrir fuego. Y reciclando el plástico que no hace otra cosa que contaminar.

Y todo esto viene a que he subido el vídeo de "Adiós al plástico" en la presentación de Gema Cuéllar & Banda, en La Caja Blanca de Málaga, 2013.



Un abrazo diablillos. 
Gema. 

Te puede interesar

0 comentarios

Facebook

TWITTER

INSTAGRAM