10:19


Mi Victoria

Me quedo tranquila
de haber tocado,
por un instante, la vida,
de haberme cortado
con el borde afilado
de su cuchilla
y de haberme curado,
yo misma,
con mi saliva.

Te puede interesar

0 comentarios

Facebook

TWITTER

INSTAGRAM